miércoles, 25 de marzo de 2015


Te miro e imagino



Me olvido de las formas como un pingo
cuando te miro caminar  mi calle,
si es que vas a la misa del domingo
con tu vestido que no esconde el talle.

Mis instintos me dicen que me calle
si muero por gritar, ¡te quiero un chingo!
mas no quiero perderme en el detalle
de comportarme bien y con distingo.

Me vuelven loco esas formas bellas,
que sutiles despiertan mi deseo,
lanzándome a tu mar como Teseo.

Me ciegan las señales que destellas,
si tus ojos reposan en mi hombría
porque ya puedo oler a nuestra cría.


© Amarante M Matus
* La imagen es del pintor Slava Groshev + Rusia 1971