viernes, 17 de enero de 2014

Inma


Señorita de Aragón

Lo mío son sus ojos, mi musa de Aragón,
que guardan los secretos en sus huestes
y curan mis heridas de las pestes
cuando afanoso busco, la pasión.

Lo suyo es la confianza que otorga a la otredad,
que salva del puñal al pensamiento
y libra del dolor el sentimiento
que limpia de las sombras la verdad.

Lo nuestro es el creer:
concierto de certezas que se afianza
– sortilegio ordinario y bienhechor –

Lo nuestro es el amor,
que le canta sonriente a la esperanza
y jura en sus romances renacer.
  


Cuando las almas son afines son una en dos
Parafraseo a Mario Benedetti:
No andamos por la calle y somos más que tú y yo.