lunes, 21 de marzo de 2016

Retratos II

Amarante M Matus


En estas letras concentro una historia:
dos de mis Yayas y el viejo Amarante.
Es una mezcla, de voces, distante;
de agua y desierto, presente y memoria.

Es tener, vivos, presente a mis muertos.
A Doña Ignacia, de sol y de tuna;
a mi Jacinta, de arena y de luna;
al visitante del mar y sus puertos.

Sé que soy Reyes por vena paterna,
y uno de cuatro Romeros. El hombre
que en el pseudónimo lleva una terna

donde aparece el amor a su gente,
porque el origen de ser este nombre
es Felicitas, Gonzalo y su puente.


© Amarante M Matus