jueves, 5 de septiembre de 2013

La analogía del trovador y el juglar: Bob & Joan


El trovador y su juglar
Joan Baez y Bob Dylan


Un trovador nos regala narrativas que, por ejemplo, acarician el alma y reivindican el lenguaje del amor. Del trovador me gustan sus formas creativas y el fondo lirico que fluye como un río a su destino, el mar musical que invita a sumergirse en él; lo poético de su decir, de su cantar; el sentimiento de su melodía y la armonía en su lira; lo universal de su lenguaje que trasciende el contexto de su génesis, de su tiempo.
Time Out Of Mind (1997) Make you feel my love

Del trovador respeto cuando protesta por las aberraciones del mundo; sus letras que apelan a la conciencia de quien le escucha; las inquietudes que lanza y las respuestas que busca. Respeto a quienes son una especie de semillas que más temprano florecen en la propia voz, la del juglar o en la versión de cualquier otro exponente que haga suya la creación. Porque muchas de sus inquietudes van más allá del contexto de la creación y cobran vigencia porque la estupidez del mundo es inherente a sus habitantes y además cíclica.
The Freewheelin' Bob Dylan (1963) Masters Of war

El binomio trovador juglar es importante porque ambas figuras desde su origen han ido de la mano. A veces el segundo se confunde con el primero y en mucho se debe a las convicciones que los identifican y les comparten. Los atributos artísticos, vocales e interpretativos del juglar pueden ser, en determinados casos, mayores a los del trovador; en ese sentido, la figura del juglar se troca autor porque se apropia no sólo de la poética del creador, sino la torna suya… otorgando su identidad, su sello y lo más importante, la difusión del quehacer trovadoresco.
Another Side Of Bob Dylan (1964) It ain’t me babe

El juglar tiene el mérito de llevar el discurso del trovador a su público. Es un portavoz de la poesía, las reivindicaciones y la humanidad que sintetiza el trovador en su lírica. Ambos, trovador y juglar, son humanistas. Son humanistas porque en su quehacer reivindican la humanidad, un bien escaso que muchos recuperamos en los contenidos, las melodías y aquello que sale de lo más profundo de sus almas en sus voces, el sentir de la humanidad.
The Freewheelin' Bob Dylan (1963) Blowing in the wind

Hoy quise traer a este espacio a dos personajes del país vecino que desde la subjetividad reconozco como emblemas de estas dos figuras que semana a semana nos acompañan. Son estadounidenses sí, porque en otras lenguas también se trova pero desde su cultura e idiosincrasia. El folk o el folk rock es el género de Bob Dylan y Joan Baez, pero eso no les resta méritos para ser parte de los trovadores y los juglares de este mundo moderno.
Me despido con una última canción de este gran humanista, creador e inspirado crítico social que va del amor al amor que conlleva su crítica y su protesta: Bob Dylan.
Blood On The Tracks (1975) You're a big girl now



La imagines en este post son de:
Andre Kohn
Salvador Dalí - El rostro de la guerra
Alberto Pancorbo - Pasión
Joaquín mateo - Violonchelo
María Blanchard - Naturaleza muerta a la guitarra