miércoles, 15 de mayo de 2013

La analogía del trovador y el juglar: La locura

Jesús Alberto Arbeláez Arce
(Adoñoscencia)
LA LOCURA DESDE TRES DISTINTAS PERSPECTIVAS

En estricto sentido la locura es la pérdida o el trastorno de las facultades mentales; en sentido lúdico es una apreciación como un sentido distinto en la experiencia de vivir la vida.

A mis sorprendentes amigos
les comunico gratamente
que  hay un humilde recital a la locura.
 
Un pequeño pero significativo concurso
a tres pistas, a tres voces y a tres sensibilidades.
Si aceptáis la invitación y es tu voluntad asistir
¡Nuestra anfitriona espera!
¡Sus representantes nos aguardan!
 
 
La luna nueva
con su magia
su luz
y su claridad
nos brinda su hospitalidad
como cada madrugada o como casi cada madrugada.
 
Son bienvenidos los lunáticos
los chiflados
los soñadores
la anormales
los poco convencionales
los deschavetados…
y todo aquel dispuesto a escuchar.
 
Se puntual que nuestra amiga
ya espera con sus puertas abiertas,
sin que la desquicia nos alcance,
sólo las delicias y la lúdicas pasiones
si es que despiertan a tal solicitud.
 
Sus mesas sesionarán
y nos sentaremos a discutir
a escuchar
a dar nuestro sentir
¿Insólitas sorpresas
de nuestras reminiscencias querrán salir?
Habrá que esperar
¡Si queréis contribuir, un placer será!
 
Una iracunda albricia
nos dará le bienvenida
 
Fascinantes explosiones
brotarán de nuestros corazones
 
La esperanza inquebrantable,
indispensable carnet de identidad será
 
 
Tres genios trovadores
¡Nos recibirán!
Sean pues:
¡Bienvenidos a su casa de cada jueves!