viernes, 25 de octubre de 2013

Día de muertos


25 octubre
 



Quiero creer que vendrán a saludarme, necesito creer que vendrán a cenar. Esperan por ustedes sus dulces, su tequila y su sabroso pan. Quiero compartir nuevamente la mesa con olor a cempaxúchitl, luz de veladoras y fotografías que son memoria viva.

 
24 octubre
 
Casi es un lugar común decir que eres la única certeza de este mundo.

Eres una duda existencial en tanto se concreta tu amarga o feliz visita.

Eres deseada por locos suicidas, amantes de Tánatos, que se arrojan a tus ramas.

Eres temida por locos, amantes de Eros, que no quieren salir del laberinto de la  luz.

Eres indiferente para los locos, conscientes, que salen a tu azaroso pero imprevisible encuentro.

No eres injusta ni inmoral ni fraternal; eres simplemente inexcusable, amoral y disimulada.


23 octubre

No la muerte pero si los muertos
Ella los tomó, nosotros les lloramos
No conmemoramos la muerte
Recibimos a nuestros muertos
No ha llegado ella por nosotros
Pero llegado el día

La espera será un abrazo
 
22 octubre
 
De las efímeras eternidades que somos los individuos, pasamos a cierta inmortalidad cuando llegamos a ocupar el corazón de la otredad, lo mismo que ella en reciprocidad.
Si nos sobrevive o le sobrevivimos, un tiempo más, continuaremos con esa condición de inmortales en los recuerdos hasta que todo vestigio de nuestra existencia se vaya de este mundo sino es que antes, nos llega el olvido.