jueves, 17 de octubre de 2013

La analogía del trovador y el juglar: Carlos y Edgar


La trova a dos voces

Nuestros trovadores de hoy son de nuestra capital, dos chilangos que son de los jóvenes cantautores que día con día van afianzando una carrera que se distingue por la calidad en sus canciones con letras sencillas, llenas de un romanticismo alejado de las concesiones al mercado y cercano a los dictados del corazón de su público.
Edgar Oceransky lanza su primera producción en el 2001 “Estoy aquí”; Carlos Carreira comienza a preparar su primera producción en el 2000 y se materializa en 2003 “Sin más que hablar”. Las complicidades del primero están con Mario Domm, Raúl Ornelas y el poeta Edel Juárez. Las del segundo con Carlos Arellano, Abel Velázquez “El mago” (q. e. p. d.) y Miguel Ángel Méndez por citar algunos.
Ambos han logrado trascender el público de México e ir a la conquista de otros foros, otros escenarios, otros públicos del mundo hispano.
Muchos de ustedes seguramente ya conocen a Oceransky, conocen su talento lirico musical. Abrimos pues, este jueves, con Carreira que en su haber ya cuenta con seis producciones que hablan de la madurez que hoy tiene como cantautor.
Mientras tú volteas atrás + Sin más que hablar 2003
No acostumbro hacer lo siguiente pero quiero empezar hoy: esta entrega está dedicada a mi hermano Jaime, con su musa niña, que semana a semana nos regala algo de sus locas alegrías envueltas de sabrosas anécdotas aderezadas por su sentido del humor y la evocación a la que apela en su lector

Un beso grande + Estoy aquí 2001
Espero les haya gustado esta selección a dos voces mexicanas, ambas con hermosas narrativas sobre el amor en todas sus posibilidades y ambas con alma de trovador moderno: ecléctica y resplandeciente.
 Tan distintos + Quiero cantar 2005
https://www.youtube.com/watch?v=bT1NxgETJzQ