jueves, 29 de noviembre de 2012

La analogía del trovador y el juglar: La Nueva Trova Cubana




UN CANTO UNIVERSAL

Bien mis queridos compañeros de aventuras musicales, después de las entregas anteriores ha llegado el momento de cerrar un ciclo de este viaje por la bellísima isla de vasto talento melódico musical: Cuba.
 
A finales de los 60 se formó el denominado  Grupo de Experimentación Sonora  (GESI), del Instituto Cubano de Artes e Industria Cinematográfica (ICAIC). En este espacio coincidirán los jóvenes y entusiastas hijos de la Revolución Cubana en un taller creativo destinado a la formación de talentos. Sara González (1949-2012), Noel Nicola (1946-2005), Pablo Milanés (1943) y Silvio Rodríguez (1946) son de las figuras más destacadas de esta nueva generación pero no las únicas. Habrá que agregar los nombres de Eduardo Ramos, Vicente y Santiago Feliú así como Amaury Pérez.
 
A diferencia de las generaciones anteriores la mayoría de estos ingeniosos cubanos cuenta ya con instrucción musical formal. Al genio, al talento y a su agudeza musical… se suman la formación y el adiestramiento abrevando de los sonidos de su isla como de otras influencias melódicas rítmicas e armónicas. Por ejemplo del jazz, al que el filin ya había tomado algo para si. El folk rock es otra de donde arrancan esos punteos tan particulares a sus guitarras acústicas o el viento de la armónica, muy especialmente recurrente en Feliú. El rock en general será una fuente de donde podrán nutrirse y el blues una más.
 
Y como en toda fecha de nacimiento, para este movimiento hay dos fechas importantes que inaugurarían a la Nueva Trova como tal y a su generación de trovadores, poetas y músicos que prácticamente nacían con el proyecto de la Revolución en su Patria: el 18 de febrero de 1968 darían un concierto en Casa de las Américas, firmamento de los trovadores que luchaban por instaurar la nueva canción, desde el cono sur hasta el caribe cubano. Pero oficialmente se instituye, como La Nueva Trova Cubana, hasta el 2 de diciembre de 1972, cuatro años después, en la ciudad portuaria de Manzanillo.
 
Quizás ya haya poco que agregar así que los invito a poner atención en los siguientes temas que serían una especie de muy, pero muy breve muestra lírica, musical y poética de lo que hemos intentado hablar en este apretado viaje. Y para aquel que se quiera echar el trompo a la uña, lo invito a que me comparta sus impresiones de la melodías seleccionadas ¿Qué ritmos puede identificar como influencias en esta significativa muestra de la Nueva Trova?  
 
La primera es “Cuba  va” de 1971 del Grupo de Experimentación Sonora (ICAIC). Una grabación donde participan Noel, Pablo y Silvio para un documental de la Isla, de su Isla.

 
 
Después “El mayor”, canción que aparece en su álbum “Días y flores” de 1975.  Si nos atenemos al pie debajo del video podemos entender la frase de “A la distancia de 100 años resucita” y nos enteramos a quien va dedicada esta pieza.

 
 “Vierte corazón tú pena” es un poema de José Martí al cual Pablo pone la música de su guitarra en su entrega de1974 “Versos de José Martí” conforme a una tradición trovadoresca muy añeja prestando la voz del juglar y la guitarra  al poeta cubano del siglo XIX. Y como para dejar clara esta tradición está también su álbum de 1975 “Canta a Nicolás Guillen” y el de Noel Nicola de 1986 “Noel Nicola canta a César Vallejo”


Y para terminar una muy agradable festiva pieza de gran Noel Nicola (q.e.p.d.) “Para una imaginaria María del Carmen” del álbum “Comienzo el día” de 1977.
 

¡Buenas madrugadas!