jueves, 20 de junio de 2013

La analogía del trovador y el juglar: Susana Harp


LA JUGLAR DEL ISTMO 

El universo de los juglares tiene una característica que desde mi punto de vista le da sentido a su misión: interpretar desde la música y las letras seleccionadas los sentimientos de un pueblo. Encarna un sentir universal en sus decires musicalizados desde la individualidad de un artista.

No es un autor propiamente, pero en la congruencia de su repertorio, su compromiso y lo valiente de sus selecciones se va apropiando de dicho universo que no sólo los trovadores agradecen sino también los poetas y los cantautores.

En el juglar se integran el demiurgo de la trova, la acústica de las aves en vuelo y el arcano del color que brota alma en voz.

Desde la magia de Oaxaca y su riqueza cultural… desde esta región de nuestra República hoy llega a este espacio Susana Harp. Intérprete que muy pocos quizá conozcan pero cuyo trabajo tiene la dignidad y la belleza de los juglares. Lo mismo canta en español que en mixteco zapoteco y otras lenguas de un México vivo en las culturas indígenas que lo conforman. Es una juglar que recupera tradiciones musicales y valiente las trae consigo. Su compromiso es con ese México que muchos insisten en ponerlo en museos y libros de historia pero ella, con su canto, nos llama la atención sobre la vitalidad y la importancia de sus culturas vivas.

Hoy no quiero proponerles sino que se den el tiempo para escuchar ésta breve selección que pueden escuchar en sus tres primeros discos. Es sólo es un botón de muestra del estupendo trabajo de esta gran artista y, desde luego, una invitación para que se acerquen a su música.

De su primer trabajo Xquenda, de su paisano, el poeta narrador ensayista orador  y maestro de las letras Andrés Henestrosa “La Matiniana”, son tradicional característico del Istmo de Tehuantepec.

 
“Béele Crúu”, pieza que da título a segunda producción es un tema con letra y música del compositor Cándido Zárate Regalado, “Ché Dró.” interpretado magistralmente en zapoteco por Susana.
 
 
De su tercer álbum Arriba del cielo es “Una canción de cuna” del maestro Armando Rosas, el mismo de la Camerata Rupestre y creador de canciones como “El papalote” y “Distancia tiempo”. Al tema de Rosas la interpretación de Susana agrega la evocadora sonoridad de su natal Oaxaca. Se dice que no hay mejores segundas versiones pero ésta en voz de Susana es la excepción que confirma la regla. Aquellos que tienen niños pequeños en casa seguramente serán seducidos por este maravilloso arrullo en hermosas cuerdas.
 
http://www.youtube.com/watch?v=z_Uz_roDKXc

No puede faltar el romanticismo en el repertorio de un buen juglar. “Mientras no llegue aquel instante en que estarás”, es un tema de Lorenzo López, también de Oaxaca, cuyo arreglo está bordado por cuerdas evocadoras y golpes de piano acompañando la voz que sale al paso de la nostalgia.
 
 
Por último, no puede faltar un tema como “El desterrado” del Lic. Genaro V. Vásquez, de línea paterna mixteca y línea materna zapoteca. Uno de los hijos pródigos de Oaxaca que en esta pieza vierte el desahogo de sus emociones sociales y encuentran un canal de expresión en la voz de su paisana quien lo trae a este jueves.