jueves, 13 de junio de 2013

La analogía del trovador y el juglar: Ana Belén


ESPAÑA Y SUS JUGLARES



La Madre Patria se distingue por ser una tierra donde la tradición de los juglares y el trovador tienen una raíz profunda y antigua; siempre llena… dotada de riqueza.

Hoy quiero traer a este espacio a una mujer de cuna humilde, su padre fue cocinero de un hotel y su madre portera en una finca, con grandes virtudes artísticas que desde muy niña condujeron su vida por la magia del cine, el milagro del teatro y la belleza del canto.

Su primer triunfo se lo apunto de muy chiquilla al interpretar “La flor de la canela”, el inmortal tema de la peruana Chabuca Granda.  Probablemente desde aquel entonces supo por dónde irían sus derroteros en la tradición del juglar que hizo suya con una voz inconfundible y propugnadora. Una voz al servicio de las luchas de su rojo corazón, como a las emociones del mismo.

Sus primeros trabajos están impregnados por sus convicciones políticas de corte progresista a la izquierda y, su carrera, determinada por sus empatías y simpatías, por sus afinidades con trovadores de su natal España y su amada América Latina con quien ha cultivado una amorosa relación ya de muchos años otrora firmada.

Desde los 19 años, cuando en 1972 vio la luz su primer LP, “Al diablo, con amor”, al lado de su pareja el cantautor asturiano Víctor Manuel San José, no ha dejado de trabajar para su público procurándose un repertorio comprometido diverso y rodeado de amigos.

Su segundo trabajo Tierra (1973) está inspirado desde el alma, la conciencia y la convicción de que España estaba cambiando y el Franquismo vivía sus últimos momentos.  “Lady Laura”, es una entrañable breve y romántica crónica de la mujer que despertaba después de décadas vividas en el vestido de la dictadura. “Quiero ser canto y rodar” es la necesidad de gritar algo que en el pecho ya no se contiene y en la garganta se quema por alumbrar, la ansiada libertad de decir hacer esperanzar soñar concretar. Desde el título mismo de éste trabajo se adivina el compromiso de crear una narrativa distinta, reivindicadora.

Tierra (1973) Quiero ser canto y rodar


Como buena Juglar ha hecho suya la poesía de Nicolás Guillén La paloma de vuelo popular (1976) y Federico García Lorca Lorquiana, canciones y Lorquiana, poemas (1998). Del poeta cubano “La muralla” quizás sea la canción-poema más conocida y de su compatriota andaluz les quiero presentar “Alma ausente”, homenaje al amigo del poeta como homenaje el que hace al poeta una de las juglares más bellas siempre fiel a su milenaria tradición poético musical.

Lorquiana poemas (1998) Alma ausente


Un tercer momento es el tema “Siento que te estoy perdiendo”… la descripción del arribo del desamor a la vida, la delicada herida a cada frase, la dolorosa verdad a cada inquietud poetizada. La hiriente realidad que se devela en la lágrima trocada palabra. El conjuro del sufrimiento al interpretarse. La única referencia que he podido encontrar de este tema es el genio del español manilez Luis Eduardo Aute.

Siento que te estoy perdiendo


Por último y para convocarlos a un próximo encuentro dejando algo de alegría en su corazón,  les dejo con ésta oda al amor, con éste festivo canto de nuestra bella sirena de mágicos y seductores efectos en su voz; los dejo con el azul del mar, de la noche o la tarde despejada con la sutileza y generosidad del viento; les dejo “Tan azul” de su disco Anatomía.

Anatomía (2007) Tan azul


Y parafraseando a Ana Belén, nuestra juglar de hoy: Ella sólo es la que es, bella y entrañable.