jueves, 22 de agosto de 2013

La analogía del trovador y el juglar: Simón Díaz


El creador de la tonada llanera

 
Nuestro convidado de este día es oriundo de Venezuela; creador del género musical La Tonada Llanera por preservarle en su quehacer, además de ser una institución nacional en su tierra. Este jueves de analogías trovadorescas se congratula de tener al Tío Simón entre sus visitantes. Venezuela conoce cariñosamente como el “Tío” a Simón Díaz que durante diez años consecutivos condujo un programa infantil con la misión de enseñar y difundir la cultura popular de su país.
La semana antepasada sumaba ya 85 años y de esos, muchos los dedicó a la música, al folclor, a la cultura y a la identidad de su patria, la de Simón Bolívar. Grabó su primer disco en 1963, a los 35 años, y desde entonces suma 70 producciones en su inagotable legado.
“Desde sus inicios como compositor y cantante, Simón Díaz, autor de al menos 200 canciones, difundió la cultura e historia de Venezuela a través de sus composiciones, inspiradas en la vida de los campesinos del llano venezolano.”
El presidente Nicolás Maduro le felicito en su cuenta de twitter: "Feliz día del tío Simón, por toda la hermosa tonada que le ha dado a nuestra Patria y al mundo. Un abrazo a su familia"
Aunque el alzheimer lo ha retirado de los escenarios, El tío Simón está siempre presente gracias al vasto repertorio de canciones populares que son como el alma de Venezuela; el espejo del pueblo venezolano, que voltea y se reconoce felizmente en sus letras y melodías.
 Iniciamos este recorrido a vuelo de pájaro con una pequeña muestra de su grandioso y creativo quehacer musical. “La lapa” es una pieza botón de muestra de la química existente entre el Tío Simón y sus niños. Es una inteligente letra apelando a la conciencia de su auditorio

*

Continuamos con una de sus tonadas llaneras: “La tonada de las espigas” que nos pinta en cuadro musical un espacio sagrado de América Latina y el mundo, el campo con sus regalos, aquí y el viejo mundo, el maíz y el trigo

Ahora un bolero desde la sensibilidad y la sonoridad del lado continental de la República Bolivariana de Venezuela. “Qué vale más”, tema interpretado a dúo con Jeremías. Este discurso amoroso lo compuso Simón Díaz después de haber dejado por tres días a su esposa y su hijo Simón tras un desencuentro doméstico. Su madre lo recibió con estas palabras: “Vienes peleado, no es verdad… ahí está su sala de donde nunca debió haber salido”. Sólo resistió tres días en la casa materna lejos del hogar formado. Compuso este bolero, buscó unos guitarreros y regresó al domicilio conyugal reconquistando a Betty. Así nació “Qué vale más”, una canción de despecho que quedo en lo anecdótico para fortuna del Tío Simón

            “Luna de Margarita”, bellísima melodía inspirada en la luna de ese lugar caribeño venezolano, la Isla de Margarita. Es un tema, préstamo que entre creadores y artistas se brindan, de Simón Díaz que el genio de Win Wenders llevó a una de sus secuencias en “Pina” (2011); un reconocimiento por parte del genio alemán al genio del juglar venezolano.

Para despedir a este grandísimo cantautor, compositor, intérprete y músico que le canta al amor, a la patria, al llano, a la madre, a la luna… con su inseparable compañero, el cuatro, les dejo con su tema más versionado y universal: “Caballo Viejo”. En el video podrán constatar el porqué del cariño, la admiración y el respeto que despierta este gran hombre en su público

 
* Esta imagen es de  Antonio Ramón Pinto "La Lapa", S.F. Valencia, Estado Carabobo, Venezuela