viernes, 9 de agosto de 2013

Viernes de Clásicos. PUBLICACIÓN: II ANIVERSARIO


Por Johnnie Morales

El 2 de abril de 1982, las tropas argentinas ocupan las Islas Malvinas. Con ese hecho, comienza el conflicto bélico entre la República Argentina y el Reino Unido de Inglaterra. El acontecimiento tuvo una relevancia cultural en la música rock del Cono Sur del continente americano ya que, debido a ello, la música Rock en español comenzó a germinar en un país en que su gobierno prohibió de facto la música en idioma inglés una vez iniciado el conflicto. En este entorno se gestaba el nacimiento de la banda de Rock más grande en Latinoamérica en idioma español: Soda Stereo.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Hola a todos, con esta publicación celebro 2 años de andar por aquí compartiendo memorias, gustos y experiencias así como algo de historia que ha sucedido en torno al Rock.

Prepárense para viajar a través de la melomanía que provoca SODA STEREO esta vez de una manera distinta a la que los conocemos. Los lados ‘B’ y temas no colocados en las listas de popularidad aparecerán como principales protagonistas en este viaje. Pueden saborearla a placer leyendo el párrafo que le sucede a la liga de YouTube o leyendo todo el texto y luego escuchar los temas o leer una parte y volver más tarde a continuar o como quieran. “Aquí tienen música para volar”. Disfruten.


Para este año, Soda Stereo eran dos palabras irrelevantes en México. Hablemos pues qué era lo que había antes que llegaran a ser significativas acá.

Terminado el conflicto bélico, el mundo gira la mirada a la península ibérica donde se llevaría a cabo el Campeonato Mundial de Futbol de FIFA. Gustavo Adrián Cerati, Héctor Pedro Juan Bossio Bertoloti y Carlos Alberto Ficicchia Gigliotti, ya integrados como agrupación, buscaban el nombre que los identificara con la audiencia. Terminada la copa del mundo, dieron con las dos palabras que identificaría toda una generación. Durante varias semanas, Zeta y Gustavo pasaban en las aulas de la facultad en la Universidad El Salvador de Buenos Aires ideando el nombre, tuvieron varias ideas que de acuerdo a ellos rayaban lo ridículo y fue entonces que los tres al unísono dijeron “¡no!” a esas dos palabras, un no que finalmente se convirtió en sí ¿quién querría hacerse llamar Soda Stereo?

Su primer disco homónimo de 1984 estaba plagado de crítica y sarcasmo con lo que pretendían sacar del aletargamiento a una Argentina deprimida de una época triste posterior a la dictadura y la guerra. Temas como Te Hacen Falta Vitaminas, Sobredosis de TV, Telequinesis y Dietético entre otros.


Ese año, la Ciudad de México sufría la mayor tragedia cataclista. El terremoto del 19 de septiembre dejó un sentimiento de desolación e impotencia ante el fenómeno que devastó buena parte del primer cuadro de la ciudad y otras zonas.

Paralelamente, Soda Stereo grababa su segundo disco. Nada Personal contenía entonces el tema Cuando Pase el Temblor que aún no se escuchaba en México. Para ese momento, Soda Stereo ya estaba posicionado en los circuitos de música de su país, comenzaban sus giras y presentaciones con audiencias de hasta 55 mil espectadores. Tres años después, el video de Cuando Pase el Temblor fue nominado y premiado en Acapulco en el 12° World Festival of Video and tv.

En el Distrito Federal de México, el ánimo estaba literalmente por los suelos. La copa del mundo de FIFA que se celebraría el año siguiente estaba en duda pero finalmente se determinó que sería “conveniente” continuar con los preparativos para sacar adelante el deplorable estado de ánimo de la población (sinceramente no sé si así ocurrió pero el hecho de continuar la organización de la copa, sí ayudó mucho en el ánimo de la población).

Y Soda aún no aparecía por aquí.


Después del desastre y las zonas devastadas que “el temblor” dejó el año anterior, para este año el campeonato mundial de futbol que se llevaría a cabo en México, centraba toda la atención de propios y extraños. México demostraría que pese a la catástrofe sería digno anfitrión de un evento de esa magnitud. La radio no mostraba aún visos de programar en las estaciones, rock en español y apenas mostraban el dulce pop de Mecano con “No Me Mires” y “Busco Algo Barato”. Sólo Rock 101, que había iniciado su transmisión en junio de 1984, experimentaba incluyendo en su programación Rock en español de grupos totalmente desconocidos que a la postre serían la base del movimiento Rock en Tu Idioma.

Soda Stereo graba su tercer disco, Signos, que sale a la venta en noviembre de este año en Buenos Aires; era inminente su salida fuera de la Argentina para promocionarse en América Latina.

Para el verano de 1987, ya me encontraba cursando la preparatoria, era la primera vez que enfrentaba exámenes de primera y segunda vuelta y los extraordinarios. Algo nunca visto en mi vida estudiantil.

Ese verano ya sonaba Soda Stereo una que otra vez en la radio. Una noche de agosto de ese año me encontraba en casa haciendo no sé qué pero para nada estaba frente al televisor. De pronto escuchaba la presentación en el programa 24 Horas del sábado: “Con ustedes, Soda Stereo”. Aún recuerdo la seducción que hizo en mí la presentación, los Soda llegaban a México presentando la música de su segundo álbum. Esa noche presentaron dos temas: Nada Personal y Cuando Pase el Temblor, este último, aunque nada tenía que ver, tocó fibras por lo ocurrido años antes en la ciudad y todavía al escucharlo la asociación es inevitable.


La internacionalización ya había comenzado el año anterior con la gira Signos de la cual se obtuvo el álbum Ruido Blanco. Para 1988 la “sodamanía” era una realidad en Latinoamérica y en México ya era la banda más reconocida de habla hispana.

De este álbum, las grabaciones fueron en Nueva York con producción de Carlos Alomar. Soda Stereo con sus creaciones ya era reconocido como banda de alto nivel. Para la presentación del disco en México, Soda Stereo participó en el programa “Mala Noche No” conducido por Verónica Castro. Todavía ahí mostraban el formato desaparecido de acetato LP. Hoy en día parecería increíble, a las juventudes actuales, un formato así.


En estos años, el trío porteño haría una reedición de algunos temas mostrándolos en álbumes sin tanta difusión, la convivencia de temas nuevos con temas viejos en nuevos arreglos era lo que los distinguía: Languis (1989), Rex-Mix (1991) y Zona de Promesas (1993).


Para este momento, la banda gozaba de una fama indiscutible, el álbum Canción Animal mostraba una evolución positiva en la creación de letras y es en este disco donde hay una carga de sexualidad que antes no había sido tan explotada. El tema Entre Caníbales es una muestra de ello. Sin embargo, de los pocos temas que la banda tiene y que Cerati compuso con sentido personalizando, es Té Para Tres. En el año del mundial italiano y en el que Soda Stereo era ya una banda de exitosas giras y grandiosos conciertos, el padre de Gustavo fue diagnosticado con cáncer terminal, la letra refleja cierto dolor hacia un hecho del que no era fácil tocar en la conversación cotidiana.


Entre 1989 y 1993, Soda Stereo centró sus producciones en los nuevos arreglos de temas anteriores que ya he mencionado. Para 1992, el trío experimenta producciones y participaciones de cada uno por separado. Cerati graba un disco a dúo con Daniel Melero, Zeta produce un disco para Los Aguirre y Charly hace lo mismo con Los Santos Inocentes, estos últimos, agrupaciones que iniciaban en Argentina. Con la expectativa de los fans para escucharlos juntos de nuevo, sale a la luz Dynamo que sería el sexto álbum de estudio de la banda. La evolución musical ya estaba muy marcada y la convivencia entre los integrantes también pues era el comienzo de los distanciamientos entre ellos.


Entre 1993 y 1995, Soda Stereo experimenta una ruptura. Gustavo, después del álbum Colores Santos realizado junto con Daniel Melero, graba en 1993 su primer disco como solista: Amor Amarillo. Charly realiza una producción con músicos invitados que ya habían participado con la banda en anteriores ocasiones en el que también participa Zeta Bossio. Tras la fractura, preludio de la separación, la banda vuelve en 1995 con Sueño Stereo, último álbum de estudio.

Un álbum que cubrió las expectativas y que es de los mejor logrados en la historia de la agrupación. En plena nueva oleada del Rock en español, el disco hace su aparición con temas y sonidos revolucionados que encajan en la vanguardia del movimiento Rock en español iniciado la década anterior.

Los temas Zoom y Ella Usó Mi cabeza Como Un Revólver, serían los más representativos del álbum. Al igual que en Canción Animal, Cerati incluiría un tema personalizado. Ojo de la Tormenta se la dedica a su hijo Benito Cerati,

El ocaso se acercaba.


La cadena de videos MTV invita a los artistas a participar en un programa ya popular en que la particularidad sería la interpretación “desenchufada” de los temas que arman la historia musical del grupo. El “Unplugged” resultó ser un recital que nada tenía de desenchufado pero sí de gran virtuosismo en los arreglos de los temas que se presentaron.

A lo largo de su historia, Soda Stereo sólo grabó dos temas que no eran de inspiración de Gustavo Cerati: Trátame Suavemente, original de Daniel Melero y Génesis, tema de un disco temático llamado La Biblia de la agrupación argentina de corte psicodélico de finales de los años 60 llamada Vox Dei

El tema comienza con la frase “Cuando todo era nada, nada era el principio…”. Nueve meses después, el principio era nada. El 1 de mayo de 1997, la banda hace oficial su separación y su gira del adiós que abarca Latinoamérica y EE UU.

Soda Stereo, sin tomar Nada Personal, deja Signos en paralelo a una Doble Vida de Canción Animal que fue el Dynamo que hizo posible un Sueño Stereo realizado.

El 20 de septiembre realizan su último concierto en el monumental Estadio River Plate de la ciudad de Buenos Aires donde Cerati se inmortaliza a la par con la banda con la frase que cierra una época, una historia, un concierto:
"¡Gracias, totales!".