jueves, 1 de mayo de 2014

Contrapunto a partir de "El verso perfecto"


El verso perfecto
(Poema de Josetxu Idem)
 
 

Habrá en los libros millones,
de versos lindos, preciosos,
bellos, finos y graciosos,
de amor, de pena y pasiones,
versos llenos de emociones.
Pero uno sé sin defecto,
no es el más pulcro y correcto,
pasa cuando nos juntamos
y entre llamas nos amamos;
Somos el verso perfecto.
Josetxu Idem 
 
No hay verso mejor escrito
que dos seres y sus almas
envolviéndose en sus palmas
con su historia en el grafito.
En un cosmos infinito
el encuentro es bendición
más si dos de corazón,
se prometen sin reserva
procurarse la conserva:
aún después de la pasión.
Gonzalo Reyes
 
Conservar esos dolores
pasionales sin una queja,
o tarde o temprano deja,
un lago de sin sabores;
en ambos merecedores.
Sí, la dama, una belleza,
toda una delicadeza.
Es más, no es la cuestión
caer en la tentación,
es tirarme de cabeza.
Josetxu Idem
 
Si bien, se puede y daría,
una vida sin dolores
sin los fuertes resquemores,
a volar la habladuría.
Hay eternidad de un día
o días que son eternos.
todo está en mantenernos
fieles a nosotros mismos.
Si has de vivir los abismos
que más dan los mil infiernos.
Gonzalo Reyes
 
Las lenguas de doble filo
habría que cercenarlas,
por donde brotan las charlas
de alcahueta o celestino,
de un tajo sano muy fino.
La eternidad es un lujo
para este aprendiz de brujo
que en la punta de la faca
siempre baila con la flaca;
Qué mal agüero de embrujo.
Josetxu Idem
 
Doble filo representa
un corazón que se muerde
y su conciencia que pierde,
con el picor de la menta.
Es una hazaña que tienta
la seducción de unos labios
aunque provoquen resabios—
si nos someten felices
para irrumpir en deslices
pese a que no sean "sabios".
Gonzalo Reyes
 
Es por todos ya sabido
que el amor y las virtudes
van por otras latitudes,
pero de ser bien nacido
es sentirse agradecido.
Y no me corto ni un pelo
por si cruza un paralelo,
si el sol cambia de color,
y da sabrosura al son;
saborea el caramelo.
Josetxu Idem

Puestos a reflexionar
sobre el tema que tejimos,
creo en fondo, coincidimos
que el amor es un manjar.
Con él, me embarco en el mar
y hago frente a la marea.
No me importa si Atenea
considera una injusticia
un amor que mal inicia
por hechizo de Medea.
 
El amor de una mujer
—carne, espíritu, fusión
alma, instinto, sin razón—
es locura por doquier.
Si en su boca has de beber,
puesto estás para pecar
y en sus brazos recrear
un momento que aunque breve,
cuando te pinte la nieve,
lo tendrás en tu versar.
Gonzalo Reyes
 

* Imagen Tof Zapanta: Everything Is Illuminated
**Gracias al compañero Josetxu por permitirme dialogar en verso con él.