jueves, 21 de marzo de 2013

La analogía del trovador y el juglar: Mario, Eugenia y Silvio


TRES UNIVERSOS EN ARMONIA



Así como hemos venido descubriendo en estos jueves de analogías trovadorescas cantautorescas, como de juglares e intérpretes: hoy vamos abrir un espacio muy especial a lo que se puede encontrar en este universo de las redes y a partir de ahí, intentar una entrega más con la dignidad que se merecen el poeta, el trovador y la juglar convocados a esta cita.

El talento de un espíritu creativo ha reunido a Uruguay, Cuba y nuestro México en un hermoso trabajo donde ha montado dos discursos: la poesía de Benedetti y la lírica de Silvio en voz de Eugenia.

Benedetti alguna vez dijo lo siguiente de Silvio:

“…de las tres facetas que puede tener Silvio, no, que es como cantante, como autor de las partituras y como autor de las letras… yo confieso que aunque me interesan las tres que son un común conglomerado, la que más me atrae es la autor de las letras, porque me parece que las letras de Silvio son prácticamente poemas…”

Por otro lado, ya habíamos hablado de la forma como Silvio define a la trova: el encuentro de un poeta y su guitarra. Dos comentarios cuyo vértice es la poesía. De manera tal que el poeta uruguayo eleva a la dignidad de la poesía las letras del trovador cubano.

Bien. Aunque por lo general el trovador o el cantautor compone para sí mismo, no para que otros canten sus canciones, los juglares no pueden claudicar a la vocación de interpretar los temas de estos singulares creadores; no pueden renunciar a la noble tarea de brindar a sus auditorios sus personales búsquedas en el universo del trovador y la poesía que muchas veces se mezclan en la selección de su repertorio, donde conviven y se nutren creador e intérprete.

Del álbum de 1983 de Eugenia León Así te quiero, este tema del Silvio Rodríguez “Vamos a andar”, acompañado de una insuperable introducción en la voz de Mario Benedetti con su Poema “Vamos juntos”.

En ambos poemas, el del poeta y el del trovador, el tema es la unidad, el común camino, la lucha en compañía, la solidaridad en las tareas de la vida y los ideales.

En ambas voces, la del poeta Mario y la del juglar Eugenia están la emoción que encarna la letra; la emoción de un cuerpo de cuerdas vocales que al salir a superficie se vuelven entrañables; la emoción del sentimiento que declama y la del sentimiento que canta. Dos leguajes del sentimiento en una entrega juevecina.

Buenas madrugadas.